Lanzarse con un emprendimiento puede ser abrumador a primera vista. Lo importante es enfocarse en el paso-a-paso y tener en cuenta el orden con que conviene ejecutarlos. Aquí te proponemos una lista de pasos para salir andando.

Tomé coraje para emprender, ¿qué necesito para empezar?

Empieza el año 2018 y muchos profesionales tomaron coraje para emprender.

Todos sabemos que el mundo moderno exige a cualquier negocio su arsenal de herramientas comunicacionales para hacerse ver.

Es entonces donde inundamos la cabeza con ideas de cosas que necesitamos “sí o sí”, como un logo, tarjetas, una página, mail propio, redes sociales, una tienda online, una oficina nueva, un jet privado, ¡Boom!

El sólo hecho de pensar cuánto lleva arrancar con todo esto, puede ser abrumador.

En este artículo resolveremos algunas cuantas dudas y prevenimos errores estratégicos: mientras que para muchos esto podría significar semanas de trabajo sin resultados visibles, yo te propongo un procedimiento con el que puedas encarar tu nuevo proyecto con resultados efectivos desde el Día Cero.

¿Qué cosas necesito realmente?

La lista definitiva de herramientas que necesitamos para un nuevo emprendimiento es relativo a cada proyecto.

Sin embargo, en mi experiencia con distintos clientes de diversas industrias, hay una lista de básicas que son muy útiles desde el vamos para sobrevivir en Internet y en un mercado ya globalizado.

Como decíamos, parecería que reunir todos estos elementos lleva larguísimos días, pero te sorprenderás en saber que es posible comenzar con lo fundamental en una tarde de mate.

Comencemos por presentar nuevamente a nuestros candidatos, y hacer un pequeño análisis de “para qué sirven y si lo necesitamos realmente“.

Un logo

Estamos hablando del famoso “dibujito” que identificará a nuestra marca en adelante y por un buen tiempo. Si lo necesitamos o no, depende de cada marca, pero en principio podemos decir que si tenemos planes de crecer (y deberíamos tenerlos), un logotipo, isotipo, isologo o imagotipo será conveniente. ¡Recordá! ¡No son lo mismo!

Recomendaciones:

  • Comenzar con un buen logotipo o isologo provisorio que sirva para el lanzamiento.
  • Puede ser conveniente contratar servicios profesionales para esto.

Tarjetas de presentación

Las tarjetas de presentación no son tan estrictamente necesarias como uno habitualmente cree. Sin embargo, no disponer de ellas justo en esa anhelada reunión de negocios podría ser un error fatal.
Claro está, que para poder considerar una tanda impresa, será necesario resolver el tema del logo primero.

Recomendaciones:

  • Para no perder tiempo y dinero, pensar bien en los datos de contacto que queremos incluir.
  • Omitir cualquier canal de contacto que aún no esté listo.
  • Hacer una tanda chica de tarjetas para poder actualizar el diseño en la próxima tanda.

Un sitio web

Un sitio web (a veces mal llamado “página web”) cumple casi la misma función que la tarjeta de presentación, sólo que en su versión electrónica. Desde luego, tiene mucha más capacidad potencial, pero eso lo veremos más adelante.
Lo importante a responderse aquí es: ¿necesito una web? ¿por qué necesito la necesito?

Por otra parte, algo que suele desconocerse es que un sitio necesita al menos dos elementos para poder funcionar:

Recomendaciones:

  • Registrar el Nombre de Dominio lo antes posible, pensando en un buen nombre.
  • Construir una web completa puede llevar un tiempo considerable. Pero podemos tener una placa estática con la info de contacto desde el primer día.
  • Si tu dominio es internacional (como el famoso punto com“, entre otros), muy posiblemente necesites una tarjeta de crédito internacional para pagar el registro de dominio y/o el alojamiento.

Mail propio

Estamos hablando del famoso info@tu-negocio.com que queda mucho más elegante y profesional que mi-negocio_123@yahoo.com.ar o mi-negocio_456@hotmail.com
Desde luego, apostamos a lucirnos, pero es mejor no apresurarse en este item.

Recomendaciones:

  • Éste es un paso que puede postergarse un poco. Si igualmente queremos empezar a trabajar ya con el correo, un buen servicio es Zoho.com

Redes sociales

Las redes sociales se han vuelto estrellas de la web moderna, y para muchos negocios son un elemento de supervivencia clave. Existen de todos los gustos, siendo las más famosas: Twitter, Facebook, Instagram, YouTube, Pinterest, etc.

Algunas redes son más relevantes que otras dependiendo de la industria y el público que apuntamos.

Recomendaciones:

  • Investigar cuales son las dos o tres redes más relevantes en nuestra industria y empezar con esas.
  • Para el caso de Facebook, asegurarse de abrir una cuenta tipo “Página”.
  • Antes de registrar un nombre, verificar la disponibilidad en las distintas redes para mantener consistencia.
  • A veces no será posible utilizar exactamente el mismo nombre en todas las redes.
  • Es conveniente registrar el nombre en otras redes potenciales para tener el nombre reservado y no preocuparse en el futuro.

Tienda online

En caso de ofrecer productos y/o servicios en cantidad, una tienda online puede ser una herramienta poderosa para vender online y automatizar gran parte de los procesos.

Recomendaciones:

  • El armado de una tienda online bien hecha requiere cierta planificación, y es recomendable encarar este aspecto cuando los demás puntos estén resueltos.

Una oficina nueva

Este item era broma. Pero -hablando en serio- para muchos resulta imperioso abrir su nueva oficina/estudio/taller/espacio de trabajo, y es totalmente válido.

Recomendaciones:

  • Esto depende de cada uno, pero si es posible postergar este paso trabajando desde casa al menos durante el comienzo, mejor.

…Bueno, lo del jet privado sí era broma. Pero que nada te impida volar alto.

Uniendo los puntos: paso a paso

Tenemos la lista hecha y ahora necesitamos ver cómo sacar algo productivo en el primer día de trabajo.

Algo que pierden de vista muchos emprendedores, es que un negocio no necesita nada de todo esto para “funcionar“; lo que se necesita esencialmente es tener “clientes contentos“.

Si ya cumplimos con eso y nuestro plan es “competir” y “crecer” en el mercado global, entonces sí entran en juego las herramientas que mencionamos.

Agreguemos una que suele escaparse: La Marca.

“Las marcas son un signo distintivo por el cual los diferentes productores, comerciantes o proveedores de productos o servicios, diferencian sus productos o servicios en el mercado.”

“El registro de una marca le garantiza al titular la propiedad y el uso exclusivo de la misma. Lo habilita a ejercer todas las defensas necesarias para impedir que terceros, sin autorización, comercialicen productos idénticos con la misma marca o utilizando una denominación tan similar que pueda crear confusión.” — Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI)

El registro de marca dura 10 años y vale la pena tomar la delantera en este aspecto.

Checklist para empezar

La siguiente lista puede ejecutarse en el transcurso de una semana, resolviendo los aspectos más importantes desde el primer día.

  1. [ ] Hacer una consulta previa de disponibilidad de la marca en la web del INPI.
  2. [ ] Hacer una consulta de disponibilidad de nombre de dominio (por ejemplo en HOVER)
  3. [ ] Hacer una consulta de disponibilidad de nombre en las redes sociales (para cada red que nos interese)
    1. [ ] Facebook
    2. [ ] Twitter
    3. [ ] Instagram
    4. [ ] YouTube
    5. [ ] Pinterest
    6. [ ] otras…
  4. [ ] Registrar el nombre de dominio
  5. [ ] Registrar el nombre en las redes sociales
  6. [ ] Pensar en un isologo, imagotipo, isotipo o logotipo
  7. [ ] Diseñar un isologo o logotipo
  8. [ ] Diseñar una imagen de perfil/cover de la marca para las redes sociales
  9. [ ] Registrar la marca en INPI (puede hacerse presencialmente o vía web)
  10. [ ] Contratar un servicio de hosting
  11. [ ] Diseñar una placa estática para el sitio web
  12. [ ] ¡Anunciar el lanzamiento!

Algunos consejos extra

Es recomendable tener el monotributo al día desde el principio. Por otro lado, suelo recomendar a mis clientes la herramienta de trabajo Trello para llevar un registro de tareas pendientes y completadas.

Conclusiones

Lanzarse con un emprendimiento puede ser abrumador a primera vista. Lo importante es enfocarse en el paso-a-paso y tener en cuenta el orden con que conviene ejecutarlos.
De manera organizada, es posible empezar a tachar items completos de nuestra lista desde el primer día.
Finalmente, los servicios de alariva.com están para facilitarte todo este proceso lo máximo posible, simplemente ponete en contacto.